ENTREVISTAS


Mexico y su historia
| Version para Imprimir Enviar a un amigo al mail Facebook
Google Myspace


Actuzalizado 2008-01-21

Cantidad de visitas 1715
Tags:

LAS DOS CONQUISTAS

Por: Ángel Postigo


Repentinamente, la pendiente iniciada en el mar terminó, cientos de kilómetros atrás, sus guías los habían llevado hasta cruzar entre aquellos dos grandes volcanes, el Popocatepetl y el Iztaccihuatl. Parados en la nieve estos hombres de acero y sus heráldicos caballos, tenían a sus pies aquel espectáculo mas allá de este paraje boscoso de esplendida belleza, al fondo de aquellas montañas, se extendía un valle ancho y verde al centro los lagos brillaban como la plata, sobre las islas y en las riberas, se erigían aquellas ciudadelas llenas de plazas y anchas avenidas, sus templos sobre fastuosas pirámides pintadas a mano, bosques y grandes plantíos llenos de exóticas plantas que alegraban la llanura de esos mágicos días de otoño.

Por primera vez, un hombre de occidente contemplaba el admirable paisaje diluido en el aire de la tarde, sus ojos brillaban al ver la llanura recordando los regalos de oro y plumas sagradas que les habían ofrecido para que se retiraran, y no avanzaran más.

Cortés y sus soldados iniciaron el descenso hasta aquella planicie, a Tenochtitlan, las batallas pronto estarían por comenzar. El gran señor de aquel imperio, Moctezuma Xocoyotzin, hombre inteligente y refinado aunque profundamente supersticioso como casi todo su pueblo, sabía que su reino estaba acabado. La noticia había estallado como un grito desesperado: ¡“Quetzalcóatl” ha regresado! el Dios Serpiente, blanco y barbado que prometió volver en el año 1 Acatl (1519) cumplió su promesa. Él sabe que la lucha contra un Dios es imposible, tiene que obtener la ayuda de otros Dioses para salvar a su nación.

Siendo Hernán Cortés un militar y político sumamente hábil, percibe las fuertes rivalidades entre los diferentes pueblos y sobre todo el exacerbado odio hacia los “mexicas” y su imperio. De regreso a Tenochtitlan, no sin antes sufrir una derrota conocida como “La Noche Triste”, en donde caído y rodeado logro salvarse como muchos de sus soldados gracias a la costumbre de no matar al enemigo, solo vencerlos para tomarlos prisioneros para sus rituales de sacrificio, de acuerdo con el numero de prisioneros tomados, estos guerreros “Caballeros Águila” y “Caballeros Jaguar” ascendían en sus grados militares. Eran verdaderos conquistadores que llegaron más allá de las actuales fronteras de Guatemala, sin embargo sus conquistas habían sembrado el rencor en contra del imperio Azteca. Sus ejércitos eran los mejor armados y entrenados, contaban con una tropa regular “Yaoquizquel” y un numero menor pero considerable de nobles guerreros “Pipiltin” que pertenecían a una sociedad, la de los caballeros Águila “Quauhtin” y la de los caballeros jaguar “Ocelomeh”, sus ricas vestimentas ataviadas con pieles de estos felinos o con plumas de estas aves sagradas. Hijos de nobles que asistían al “Calmecac” para recibir entrenamiento militar y cultural, astronomía, retórica, poesía, pero sobre todo religión, tenían rangos bien establecidos en los cuales podían ascender de acuerdo a su valentía, pero sobre todo al número de cautivos que tomaran en batalla. En esta los “Tlamani” eran los encargados de forma única y especial de resguardar a los prisioneros. Estos nobles guerreros vistosamente ataviados tenían como una de sus principales armas el “Macuahuitl”, una especie de macana larga con filosas hojas hechas de obsidiana, un escudo redondo manufacturado en piel “Chimalli”, un arco “Tlauitolli” y una lanza arrojadiza, “Atlatl”.

Cortés su paso por diferentes lugares de este imperio se percata de esta situación de aquel gran rencor. En algunos sitios se llega a enfrentar, en otros llega fácilmente a negociar logrando así todas aquellas alianzas en el primer año de su llegada y tiempo después de haber fundado “La Villa Rica de la Vera Cruz”. Una de estas alianzas fue con el pueblo “Zapoteca”, después con otros sometidos por el imperio Azteca, “Texcocanos”, “Huejotzincas” y “Totonacas”.

Hernán Cortés inicia su marcha hacia México Tenochtitlan, el 16 de Agosto de 1519, rumbo al corazón del imperio. Cuenta tan solo con 400 soldados españoles, 15 caballos, 3 cañones y la impresionante cifra de 13,000 guerreros “Totonacas" y otros tantos mas logrados en las anteriores alianzas, mientras tanto y a cientos de kilómetros, el 10 de Agosto de 1519 zarparon de Sevilla España, 5 naves rumbo al Pacífico en busca de nuevas rutas comerciales, de las cuales, solo una regresaría al viejo continente. Don Fernando de Magallanes capitán de la expedición muere el 27 de Abril de 1521 junto con varios de sus hombres, el lugar del incidente, una pequeña isla llamada “Mactan” en el archipiélago que después se llamaría Filipinas en honor de Felipe II Rey de España, un noble y jefe del lugar “Lapu Lapu” con sus guerreros, “Mandirigma” y armados con sus sables metálicos “Kampilan”, sus lanzas “Sibat”, armas de rattan endurecidas al fuego “Olisis” y sus devastadoras técnicas de combate resistieron este primer encuentro, gracias a la gran cantidad de guerreros con los que contaron fue repelido ese primer intento de conquista.

En este mismo año, 1521, y en México a principios de Enero Hernán Cortés a logrado duplicar el número de guerreros después de su primera incursión y derrota, gracias a sus nuevos aliados mas fuertes y poderosos, los “Tlaxcaltecas”, los cuales fabricaron aquellas 12 embarcaciones que Cortes necesitaba para el asalto final al islote de Tenochtitlan, el 16 de Abril el ejército Español y los guerreros Indígenas entran a Xochimilco, siendo este el encuentro final. El 13 de Agosto es capturado Cuahutemoc “águila que cae” último emperador Azteca, dándose fin a la guerra y el inicio de la verdadera conquista de México.

El tiempo ha pasado y la relación que existió entre las naciones de México y Filipinas parece haberse olvidado, los dos pueblos fueron conquistados por la misma cultura, por la misma religión.

Con la necesidad de tener mayor conocimiento al investigar los diferentes sistemas de combate filipino, su estructura y origen, hemos retomado interesantes datos que nos han llegado desde importantes bibliotecas en España en donde estos dos pueblos no nada mas estaban conectados por la “Nao” de la China, buque español que realmente zarpaba desde Manila, Filipinas pasando por algunos puntos del lejano Oriente al puerto de Acapulco en México, travesías que duraron de 1565 a 1815 en las cuales estas naciones intercambiaron mercaderías, costumbres y formas de combate.

Fueron varias las expediciones de conquista que la Corona de España mandó desde los puertos del nuevo continente, estos zarpaban desde México en navíos construidos con las manos de sus antiguos aliados y de sus esclavos aztecas. Una de estas la de Ruy López de Villalobos zarpó en 1542 llegando a Luzón, Filipinas en 1543 entre sus tropas los primeros mestizos. Tiempo después y pese a que la Real Audiencia de México quien entregó al Comandante Miguel López de Legazpi, un documento de más de 24 páginas donde se especifica un código de normas de control, comportamiento y organización en las cuales podemos leer:

“no consentiréis que por vía ni manera alguna se embarquen ni vayan los dichos navíos, indios o indias, negros o negras ni mujeres algunas, casadas ni solteras”, se tienen datos de que esto no fue así.

Legazpi, que zarpando en 1564 desde el puerto de Navidad en el Estado de Jalisco, México, acompañado de sus tropas mestizas, logró la colonización de las Filipinas, fundando lugares como Villa del Santísimo, Nombre de Jesús y la Villa de San Miguel hoy en día Cebú City.

Para 1566 llega a Filipinas el Galeón San Gerónimo, con lo que queda establecida la ruta.

En 1567 arriban a Cebú, Filipinas, 2,100 españoles colonizadores y soldados mexicanos (aquellos antiguos aliados), que construyen por ordenes del Rey de España, el puerto y fortaleza de San Pedro, que se convirtió en puesto de avanzada para el comercio con México y como protección contra las rebeliones nativas, comenzando así la verdadera conquista de las Filipinas, siguiendo las islas restantes de Panay, Masbate, Mindoro y finalmente Luzón.

Los encuentros se dieron y los antiguos aliados mexicanos (primero como enemigos y ahora como conquistados), combatieron palmo a palmo una vez mas, pero ahora por la conquista de estas islas. El pueblo de la Nueva España y de las antiguas tribus de las islas Filipinas intercambiaron durante sus encuentros, su cultura y formas de combate, una hipótesis que dejaremos planteada para una investigación mas profunda, la que nos propone que las artes de combate de estos aborígenes de América y sus mestizos se enfrentaron en un punto del tiempo en donde fueron las artes de combate filipino las que primero conocieron.


Atentamente

Master Ángel Postigo Y.
Artes Marciales Unidas
C.D.P.W.F. MÉXICO

Editado PortalBudo.

Editado PortalBudo

Te puede interesar...

  • Budismo, respiración...

    [ampliar]

    La Practica del seguimiento de la respiración Una vez bien sentados comenzaremos por pon...

    Tags:
  • La actividad fisica

    [ampliar]

    Entrenamiento: la actividad física en los tiempos que correnEl ritmo ver...

    Tags:
  • El entrenador en acción

    [ampliar]

    Quién quiere producir un efecto que dure un año, debe plantar una semilla. Quién quiere producir un efecto que du...

    Tags:
  • Seminario Nakamura 2012

    publicado el: 2012-04-23

    Como ya sabemos el 12, 13, 14 y 15 de Abril pasado se realizo el Seminario Internacional dictado por el Sensei Nakamura ...

    Tags: gasshuku nakamura 2012
  • Expresion Corporal

    publicado el: 2007-08-08

    KUNG FU: Expresion Personal El Kung Fu es un arte corporal, si bien existen frases y conocimiento...

    Tags:
  • Puntos de acupuntura

    publicado el: 2005-09-09

    Los puntos Yuan Se refiere a hendiduras o huecos virtuales entre ciertos tejidos del organismo. So...

    Tags:
  • Taichi en Cordoba

    publicado el: 2009-02-10

    SEMINARIOS DE TAICHI ESTILO CHEN EN CÓRDOBA El pasado 24 de Enero de 2009, en la Ciudad de Villa Carlos P...

    Tags:

Todos los derechos reservados | Prohibida la reproducción total o parcial sin previa autorización
Portal Budo® no se reponsabilizara por las opiniones expresadas y estas deberan considerarse de exclusiva responsabilidad de los firmantes o autores.
Portal Budo®